Cómo preparar nuestros cultivos para el verano: altas temperaturas y fuerte radiación solar.

El verano ha llegado para quedarse y, junto con él, un incremento considerable de las temperaturas y de la radiación solar que, junto con una primavera bastante atípica en las que hemos tenido muy pocas horas de luz en comparación con otros años, pueden mermar el rendimiento de nuestros cultivos. Sin embargo es posible obtener excelentes rendimientos en climas muy cálidos siempre y cuando preparemos nuestros suelos y cultivos para los problemas que pueden surgir, por ejemplo:

  • Aumento del metabolismo de la planta, provocando una mayor demanda de agua y nutrientes.
  • Los cultivos con poco follaje y frutas expuestas pueden sufrir quemaduras por la fuerte radiación solar (golpe de sol).
  • Los días de calor hacen que la planta se vea obligada a transpirar más para mantener su temperatura interna. Si la planta no es capaz de “bombear” el agua que necesita, se pondrá mustia, entrará en estado de estrés hídrico, cerrará estomas y parará su crecimiento, e incluso puede llegar a provocarle la muerte en casos extremos.
  • Un aumento alto en la radiación UV (entre 7-8), puede producir daños como la rotura celular superficial, deshidratación y decoloración.
  • En plantas leñosas los días de calor afectan a la floración siendo esta más escasa y generando hojas más pequeñas.
  • En tomate la viabilidad del polen puede disminuir significativamente, resultando en una pobre fructificación o aborto de fruto.
  • En plantas debilitadas es muy común la aparición de enfermedades que proliferan en climas cálidos, como la mancha bacteriana (Xanthomonas euvesicatoria), la marchitez bacteriana en tomate (Ralstonia solanacearum) y el hongo Alternaria.

Para prevenir esta problemática, por lo general se necesita un mayor aporte de agua, pero esto no significa que tengamos que regar hasta encharcar. No se trata de la cantidad de riego, más bien de calidad de riego.

Una combinación ganadora que recomendamos desde Edalife a nuestros clientes es que mejoren la precisión de sus riegos y realicen un programa de tratamientos con productos específicos que estimulen la planta y le ayuden a enfrentarse a esos días de calor.

Para aumentar la precisión de los riegos recomendamos que se instalen sensores de humedad, de los que hay de mucha calidad y para diferentes profundidades, y en Edalife ayudamos a dar con la solución más adecuada para cada bolsillo, cultivo y suelo.

Con respecto a cómo preparar la planta para enfrentar la calor, disponemos de dos herramientas muy eficaces:

1) BlackStim que, gracias a su formulación única, estimula los mecanismos de regulación hídrica interna en la planta permitiéndole que siga absorbiendo agua y nutrientes para que no deje de generar biomasa (hojas, flores y frutos).

2) HumikPRO, que está específicamente desarrollado para mejorar la estructura del suelo que rodea a la raíz mediante la formación de agregados, obteniendo así un mayor grado de retención de humedad, manteniendo hidratados a los cultivos durante más tiempo, y satisfaciendo las necesidades hídricas de la biota para su correcto desarrollo.

Para más información, ponte en contacto con tu distribuidor Edalife más cercano, o mándanos un correo a info@edalife.es.