La importancia de las fuentes de nitrógeno en el suelo.

El Nitrógeno (N) es un elemento químico que se encuentra de forma abundante en el aire atmosférico, ocupando hasta un 78% de su composición total en forma de N2, y también lo encontramos en todos los organismos, más concretamente formando parte de sus aminoácidos (proteínas), vitaminas, enzimas, hormonas, ácidos nucleicos (ARN y ADN), etc. El cuerpo humano contiene alrededor de un 3% de N, y las plantas un 1,5% (sobre su materia seca), siendo en éstas el elemento más demandado después del carbono, hidrógeno y oxígeno para su crecimiento.

Las plantas obtienen el N del suelo, y lo asimilan en forma de amonio o nitrato. Estas formas asimilables proceden de dos fuentes:

  1. Fuente “artificial”: Mediante el aporte de fertilizantes inorgánicos ricos en N en formas nitrato o amonio (urea, nitrato amónico, nitrato cálcico, nitrato potásico, etc.). Estas formas son rápidamente asimilables, pero están muy expuestas a la pérdida por lavado, y por tanto, aumentan el riesgo de contaminación de acuíferos.
  2. Fuente “natural”: El N orgánico contenido en la materia orgánica existente en el suelo. Este último es el más conveniente para el suelo y los cultivos, ya que los microorganismos van convirtiéndolo paulatinamente a formas asimilables por la planta, aportándole una nutrición equilibrada y saludable, sin riesgos de pérdida por lavado ni de contaminación. A este proceso de paso de la forma orgánica de N a la inorgánica se le llama mineralización.

En los suelos mediterráneos, caracterizados por tener pH alcalino y bajo contenido en materia orgánica, el N se encuentra fundamentalmente en forma de nitrato o amoniacal, siendo altamente deficientes en N en forma orgánica.

El N orgánico del suelo sufre reacciones imprescindibles para los ecosistemas gracias a los microorganismos del suelo, ya que su incorporación al suelo y su entrada al primer eslabón de la cadena trófica viene dada por una serie de procesos bioquímicos que se agrupan bajo el nombre del ciclo del N, donde cada una de las reacciones que tienen lugar están determinadas por su propia regulación y por factores externos como el clima.

De esta forma, ocurren los siguientes procesos:

  • Fijación simbiótica (con asociaciones como la de las bacterias del género Rhizobium y las raíces de las leguminosas) o no simbiótica (con bacterias de vida libre o diazotrofas) del N atmosférico mediante la enzima nitrogenasa para obtener N orgánico. 
  • Mineralización: El N orgánico se mineraliza por hongos y bacterias para dar N inorgánico en forma de amonio.
  • Este amonio puede ser utilizado por las plantas directamente o puede sufrir un proceso llamado nitrificación, que a su vez se divide en la nitritación (paso de amonio a nitrito por Nitrobacter y Nitrococcus) y nitratación (paso de nitrito a nitrato NO3 por Nitrosomonas).

Es importante tener en cuenta llegados a este punto que el complejo arcillo-húmico tiene carga negativa, por lo que el amonio (con carga positiva) queda retenido y no se lixivia en condiciones de lluvia o escorrentías. Sin embargo, el nitrato (con carga negativa) se pierde fácilmente por lixiviación al no quedar retenido.

Como hemos comentado, los cultivos pueden tomar amonio o aniones nitrato indistintamente, sin embargo, la preferencia por una u otra dependerá de la especie, el desarrollo de la planta, su estado fisiológico y las propiedades del suelo. Las células reducen los nitratos a nitritos y posteriormente los nitritos a amonios para evitar procesos de toxicidad. A partir de ahí, el amonio se transporta por el xilema hacia las zonas donde vaya a ser consumido. Este proceso, de igual forma, está muy regulado genética y enzimáticamente para evitar toxicidad por acumulación de amonio o nitratos.

¿Qué ocurre en situaciones de déficit o exceso de N?

  • Cuando existen deficiencias se observa clorosis en las hojas más viejas, pobre desarrollo, debilidad, escasas ramificaciones, maduración acelerada del fruto, frutos pequeños y pobre desarrollo radicular. Este escenario es fácilmente corregible ya que solo basta con añadir una fuente de N de rápida asimilación como por ejemplo un fertilizante rico en nitratos.
  • Cuando existe un exceso se observa un crecimiento vegetativo excesivo, con hojas grandes de color verde oscuro, tallos largos y pero finos y muy débiles, entrenudos más largos, retraso en la maduración de los frutos, mayor vulnerabilidad a plagas y enfermedades, pérdida de calidad del fruto y limitación en la disponibilidad y absorción de otros elementos como boro, potasio y cobre. Este escenario es el menos deseado ya que es el más lento de corregir.

El caso más habitual que nuestros técnicos de Edalife identifican cada día en nuestros estudios de suelos de agricultura intensiva es que exista un déficit alto de N orgánico y un exceso de N inorgánico, y es por esto que en Edalife hemos desarrollado las siguientes herramientas para realizar la mejor gestión del N en el suelo:

PreHumin-N, una enmienda granulada rica en N orgánico y amoniacal de origen 100% proteína vegetal unido a la tecnología de los ácidos fúlvicos de Leonardita. Está desarrollado para ser incorporado en el suelo y mejorar sus características físicas, químicas y biológicas de manera que aumenta el contenido en materia orgánica del suelo sin generar salinidad, aumenta el contenido en N del suelo en formas que no se pierden por lixiviación y aumenta la eficiencia de los elementos minerales nutricionales del suelo haciéndolos más disponibles y asimilables por el cultivo.

N-VIGOR es un polvo soluble de origen vegetal muy alto en N orgánico (15% mínimo) desarrollado para aportar al suelo la fuente más eficiente de N y L-aminoácidos libres para generar cultivos con más capacidad de crecimiento y vigor equilibrado, asegurando altos rendimientos sin descuidar la salud de las plantas y del suelo.

Además, N-VIGOR tiene un gran poder prebiótico en el suelo, facilitando una fuente de energía vital a los microorganismos.

Para más información, ponte en contacto con tu distribuidor Edalife más cercano, o mándanos un correo a info@edalife.es