Tienda

Suelos eficientes y gestión eficiente del agua.

La rentabilidad de una explotación agrícola depende de muchos factores como la gestión del suelo, el manejo de los recursos hídricos, la gestión del clima, la elección de variedades, la gestión fitosanitaria y nutricional….

No cabe duda de que el factor “manejo del suelo” es el pilar más importante por una simple razón, y es que condiciona todos los factores restantes.  Por ello, toda información que se pueda obtener sobre lo que ocurre en el suelo es imprescindible para poder optimizar su gestión y conseguir suelos eficientes, sostenibles y rentables.

El objetivo de Edalife es que el conocimiento sea lo más preciso y amplio posible, bajo un prisma tridimensional que sirva para sacar el máximo provecho a herramientas que nos permitan implementar una verdadera agricultura de precisión.

En el suelo disponemos de tres elementos principales: el sustrato, el aire y el agua. Los tres son esenciales, aunque hoy hablaremos del agua.

El agua es uno de los elementos que mayor relevancia tiene en esa gestión, y que va a ganar en importancia en los próximos años viendo que es un recurso cada vez más escaso, con lo que entender cómo sacar el máximo partido a cada litro vertido vendrá determinado por las características físico-químicas de nuestros suelos y por las herramientas que usemos para monitorizar su estado. Hoy en día existen grandes problemas generalizados en el campo como la acumulación de sales por no tener planes de fertilización precisos o la generación de encharcamientos por no disponer de la estructura de suelo adecuada. Ambos problemas afectan críticamente el aprovechamiento del agua.

¿Cómo empezamos a conocer la situación actual de nuestro suelo?

Edalife pone a tu entera disposición la herramienta de Estudios de Suelo Fertility que nos permite empezar a trabajar en el aumento de la eficiencia de su suelo, ya que consiste en un estudio completo y preciso de todas sus características físicas, químicas y biológicas.

Entre los más de 40 parámetros que se miden, existen algunos relacionados muy estrechamente con el movimiento del agua son los siguientes:

  • Agua útil: Es la fracción de agua aprovechable por el cultivo que es capaz de retener tu suelo. Este parámetro ayuda al productor a orientar cómo tiene que regar para que no le falte ni le sobre agua a su cultivo, aspecto crucial para evitar la proliferación de enfermedades de raíz, o la creación de condiciones anaerobias en la rizosfera.
  • Velocidad de infiltración: Es la velocidad estimada que tiene el agua conforme va penetrando a capas inferiores del suelo. Este parámetro ayuda también a afinar la gestión del riego, y es fundamental conocerlo en fincas nuevas para realizar un diseño adecuado del sistema de fertirrigación (nº de goteros, caudal, etc.).
  • % de porosidad: Es el volumen estimado de poros tanto en microporos como macroporos. Los macroporos no retienen agua contra la fuerza de la gravedad, son responsables del drenaje, aireación del suelo y constituyen el espacio donde se forman las raíces, mientras que los microporos retienen el agua, parte de la cual estará disponible para las plantas.

Estos parámetros son 100% dependientes de la textura y del porcentaje de materia orgánica, del contenido en humus estable de la misma y de la actividad biológica, datos que también podemos conocer con los Estudios Fertility de Edalife.

A través de esta información, se emite un plan de mejora que permitirá al productor aprovechar su suelo y darle mucha vida para conseguir los mejores resultados de rentabilidad de su finca.

No se puede mejorar aquello que no se mide, por lo que Edalife puede ayudarte a mejorar tu suelo “desde la raíz” del problema.

Para más información, ponte en contacto con tu distribuidor Edalife más cercano, o mándanos un correo a info@edalife.es

5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente

El Día Mundial del Medio Ambiente es el mayor evento de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para el fomento de la acción en favor de la conservación del medioambiente, que se celebró por primera vez en 1974 con el lema “Solo una tierra” y donde se insta a gobiernos y organizaciones a que “emprendan actividades que reafirmen su preocupación por la protección y la mejora del medioambiente, con miras a hacer más profunda la conciencia de los problemas del medioambiente.” Este año la mirada está puesta en la restauración de los ecosistemas para poder alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Tal es la importancia de los ecosistemas que, según datos de la ONU, restaurar 350 millones de hectáreas de ecosistemas terrestres y acuáticos degradados podrían ayudar a eliminar entre 13 y 26 gigatoneladas de gases de efecto invernadero.

Siguiendo esta línea, desde Edalife queremos sumarnos a esta importante iniciativa, recordando que los ecosistemas, todos y cada uno de ellos, son la unidad compuesta por organismos vivos (biocenosis) que comparten el mismo hábitat (biotopo) en el cual se relacionan y forman una compleja red que los conecta unos a otros y hacen que la vida en la tierra sea posible.

Sin embargo, procesos naturales y, sobre todo, actividades humanas, provocan alteraciones importantes en los elementos físicos, químicos o biológicos que conforman los ecosistemas, impidiendo la regeneración natural o su recuperación.

Por esta razón, en Edalife ponemos todo nuestro conocimiento, experiencia y profesionalidad en mejorar los suelos de uso agrícola que, como sabéis, entre el 95-98% de los que se usan con prácticas intensivas se encuentran fatigados o muy fatigados. Por ello participamos activamente mediante nuestras redes sociales en la divulgación de conocimientos agrícolas y buenas prácticas sostenibles, trabajamos y desarrollamos productos más eficientes y de naturaleza orgánica y realizamos estudios de suelo que proporcionan los cimientos en el proceso de mejora de los suelos, siendo conscientes de que no podemos mejorar aquello que no se mide.

¡Os invitamos a compartir contenido en este día tan importante para todos y para el planeta en el que vivimos con el fin de concienciar sobre su importancia!

El viaje de los nutrientes y el agua hasta las hojas.

Además de la importancia de la rizosfera en procesos de biocontrol frente a patógenos y solubilización de nutrientes, en las raíces ocurre un proceso imprescindible para la vida de las plantas y de los ecosistemas: la absorción de nutrientes.

La primera etapa ocurre, efectivamente, en las raíces de las plantas, concretamente en los pelos absorbentes o radicales. Estos son finas extensiones de las raíces, cuyas células son las encargadas del transporte de agua y sales minerales desde el medio externo al interior de la célula. Este transporte puede ocurrir de dos formas: por transporte simplástico o por transporte apoplástico.

  • Transporte simplástico: También se le llama transporte intracelular y ocurre a través de plasmodesmos, es decir, cada uno de los orificios en las paredes celulares que establecen unidades continuas de citoplasma que atraviesan dichas paredes y que mantiene interconectadas las células contiguas.
  • Transporte apoplástico: También se le llama transporte extracelular porque se atraviesan espacios por fuera de las paredes celulares, sin entrar en las células.

Cuando llegan a la endodermis se encuentran con la banda de Caspary, una cinta impermeable compuesta por suberina que regula la cantidad de agua que llega al xilema, donde la savia bruta o savia inorgánica compuesta por los nutrientes y el agua retirados del suelo se transporta hacia las hojas, para incorporarlos al proceso fotosintético.

El xilema se encuentra en la zona más interna del tallo y sus células esconden una peculiaridad, y es que son células muertas que conservan su pared celular con la que forman estructuras en forma de tubo, como si fuera una auténtica tubería hasta las hojas. Estas estructuras son las traqueidas y los vasos o tráqueas, que junto con otras fibras y células parenquimales forman el xilema y evitan que la alta presión de la savia deforme esta “tubería”.

Dentro del xilema, la savia asciende en contra de la gravedad gracias a un fenómeno físico llamado mecanismo tensión-adhesión-cohesión basado en la capilaridad, la gran adhesión que se produce entre las moléculas de agua y la evapotranspiración de las hojas, que provoca que, en conjunto, la columna de agua y nutrientes ascienda sin romperse. Además, el xilema aporta soporte mecánico a la planta y almacena sustancias de reserva como almidón y proteínas.

A su llegada a la hoja se produce la fotosíntesis y la savia deja de ser bruta para ser elaborada u orgánica. Esta savia se transporta a través del floema (o tejido criboso) hasta los órganos vivos de la planta en dirección ascendente y descendente, para ser utilizada en sus procesos fisiológicos y metabólicos.

El floema, por su parte, está formado por células del parénquima y tubos cribosos, las cuales presentan poros que atraviesan la pared celular y facilita la comunicación con los tubos cribosos y las células del parénquima.

Buscando la máxima eficiencia en los procesos de absorción de nutrientes para asegurar un correcto desarrollo de los cultivos en Edalife hemos desarrollado ProFIT, un bioestimulante rizogénico indicado para todo tipo de cultivos y que está específicamente diseñado para promover el desarrollo radicular para estimular la formación y renovación de los pelos absorbentes de la raíz, siendo un producto 100% orgánico que no deja residuos.

ProFIT además es muy útil en periodos críticos como el que se sucede después del trasplante, o primera etapa de crecimiento vegetativo, y también en la etapa de desarrollo del fruto, cuando la planta necesita absorber más cantidad de agua y nutrientes, por lo que ProFIT ayuda a mover rápidamente el agua y los nutrientes a través del xilema y los fotoasimilados a través del floema.

Complementando al ProFIT, contamos con otra herramienta llamada BlackStim, una suspensión concentrada de alta densidad diseñada para estimular los procesos de transporte de agua y nutrientes a través del xilema y floema cuando existen períodos adversos relacionados con altas temperaturas y/o alta salinidad en la rizosfera. BlackStim contiene un complejo aminovitamínico y complejante de nutrientes que hace que el agua fluya con más facilidad por el interior de la planta, manteniéndola más hidratada y haciéndola más tolerante a momentos calor extremo.

Para más información, ponte en contacto con tu distribuidor Edalife más cercano, o mándanos un correo a info@edalife.es

22 de mayo, Día Internacional de la Biodiversidad: Con su pérdida perdemos todos.

El día 22 de mayo se conmemora el Día Internacional de la Diversidad Biológica con el objetivo de aumentar la comprensión y el conocimiento de los aspectos relacionados con la biodiversidad, siendo una oportunidad única para recordar la importancia de la biodiversidad para el planeta y el ser humano.

Este término se define, según el Convenio sobre Diversidad Biológica de 19992, como la variabilidad de organismos vivos de cualquier fuente, incluidos los ecosistemas terrestres y marinos y los complejos ecológicos de los que forman parte, comprendiendo también la diversidad dentro de cada especie, entre las especies y de los ecosistemas.

Proteger la biodiversidad animal y vegetal es esencial para la preservación del status quo de los ecosistemas. Esto tiene grandes implicaciones en la agricultura, ya que la reducción de la biodiversidad ha provocado que desaparezca uno de los servicios ecosistémicos que nos ofrecía la naturaleza, que no era otro que aquel que nos protegía contra los patógenos naturales. Además, la biodiversidad está implicada en procesos biológicos esenciales como la mineralización de la materia orgánica o los ciclos biogeoquímicos del nitrógeno y el carbono, imprescindibles para la vida en nuestro planeta.

En el mundo agrícola, la causa principal de la pérdida de biodiversidad es la sobreexplotación de los suelos. Las prácticas agrícolas y forestales se han vuelto más intensivas, utilizan más insumos químicos, dejan menos espacio entre campos de cultivo y utilizan una menor variedad de cultivos. Esta falta de variedad conlleva, por ejemplo, a un número mucho menor de insectos y, por consiguiente, menos aves. Otro factor son las subvenciones vinculadas a la producción, ya que fomentan la cantidad por encima de la calidad y la variedad.

La BIODIVERSIDAD es la base de la AGRICULTURA. Su mantenimiento es esencial para la producción de alimentos y otros productos agrícolas y los beneficios que estos proveen para la humanidad, incluyendo la seguridad alimentaria, la nutrición y el sustento. Si podemos crear sistemas agrícolas sostenibles y preservar la biodiversidad y de los servicios de los ecosistemas a nivel mundial, se puede alimentar al mundo y garantizar los recursos para las generaciones futuras. Si fracasamos en este desafío colectivo, la seguridad ambiental y el bienestar de los seres humanos estarán en peligro.

En Edalife somos conscientes de este problema por lo que trabajamos día a día para ser parte de la solución mediante el estudio del suelo y los programas personalizados para recuperar su fertilidad.

…y en un día señalado como el de hoy queremos recordaros su importancia.

La señalización bioquímica en el interior de nuestros cultivos: cómo y cuándo.

Como ya hemos comentado en posts anteriores, un bioestimulante es cualquier sustancia o microorganismos, así como sus posibles mezclas que, al aplicarse a las plantas o a la rizosfera, es capaz de estimular procesos naturales que mejoran la absorción, asimilación y eficiencia de los nutrientes, así como su tolerancia a diferentes tipos de estrés abiótico y una mejora en la calidad del cultivo en general. Dentro de este grupo se encuentran los señalizadores bioquímicos, de los cuales os vamos a hablar hoy.

Estos señalizadores bioquímicos dirigen el desarrollo y el crecimiento de la planta de manera que dictan cuál es el mejor momento para que ocurra la diferenciación de un tejido, su crecimiento y  maduración. Esta exactitud a nivel molecular contribuye positivamente en diversos procesos:

  • Aportan un equilibrio fitohormonal específico en la planta, induciendo, por ejemplo, a procesos de división y diferenciación celular imprescindibles para que el cultivo sea altamente productivo.
  • Facilitan la asimilación de nutrientes y fertilizantes aplicados, a través de la estimulación de procesos metabólicos específicos a nivel celular.
  • Aumentan la tolerancia de los cultivos para superar los estreses abióticos y aporta más capacidad para recuperarse en caso de daño.
  • Ayudan en procesos de floración, cuajado y crecimiento del fruto.
  • Mejoran los atributos de calidad de la cosecha (aumento de azúcar, color, homogeneidad y tamaño del fruto).
  • Hacen del uso interno del agua un proceso más eficiente.
  • Potencian el desarrollo de pelos radiculares que interceptan más elementos minerales en la rizosfera.

Un ejemplo son los señalizadores bioquímicos basados en regulación fitohormonal, que intervienen en procesos de inducción e inhibición del crecimiento de tejidos, influyen en la prevención de la senescencia, fortalecen la síntesis proteica, contrarrestan el letargo invernal y tienen efecto en la división, diferenciación y alargamiento celular. Pero ¿cómo ocurre esto en el interior de nuestros cultivos?

En esta imagen se puede ver el ciclo hormonal con la influencia en cada etapa de cada hormona, en este caso vamos a centrarnos en las tres primeras fitohormonas que intervienen, ya que son las que participan en la división y elongación celular.

  1. Las citoquininas (la Zeatina es la más común), interviene en la germinación y el establecimiento, pues inducen a la división celular en presencia de auxinas para estimular el crecimiento de yemas laterales, la elongación celular, la acumulación de clorofila, la rotura de la dormancia en yemas, estimulación de los mecanismos de defensa a plagas y enfermedades y la apertura de flores.
  2. Las auxinas (AIA la más relevante) estimula el crecimiento vegetativo mediante la división (junto con citoquininas) y elongación (crecimiento) celular, formando raíces nuevas, estimulando el crecimiento apical y la elongación de los entrenudos. Además, inhibe la senescencia de tejidos, el brote de yemas laterales y la caída de frutos o flores.
  3. Las giberelinas (GA1,GA3 y GA4 las más destacadas) intervienen en la elongación celular, justo antes de la floración, para alcanzar la madurez celular para alargar los entrenudos, inducir partenocarpia en algunas especies frutales y retrasar la maduración. Además, en cucurbitáceas favorecen la inducción de flores masculinas.

Sin entrar en el proceso de señalización celular en detalle, las células presentan receptores a estas fitohormonas en su membrana celular, y al unirse a ellos desencadenan una respuesta en cascada que finaliza provocando reacciones en el interior del núcleo y que induce a un cambio en la expresión de genes.

En Edalife somos conscientes de la importancia y eficiencia de estos procesos para maximizar el alcance del potencial genético de los cultivos, y para ello hemos desarrollado un bioestimulante específico llamado MaxiCELL.

MaxiCELL es una solución ecológica, orgánica y sostenible que actúa como señalizador bioquímico dirigiendo la energía de la planta hacia procesos “generativos” en lugar de “vegetativos”, es decir, hacia más número de hojas, flores y frutos. Se trata de una mezcla líquida de microelementos complejados que inducen a la división y diferenciación celular junto con otros numerosos beneficios:

  • Los cultivos están mejor estructurados y con más potencial genético reproductivo.
  • Equilibra el crecimiento de las plantas para que utilicen su energía en generar tejidos con mayor número de células y más yemas reproductivas.
  • Las plantas presentan una mayor capacidad para generar mayor número de flores, frutos, hojas y pelos absorbentes en raíz.
  • Reduce la dominancia apical a favor de un desarrollo lateral.
  • Los frutos tienen un mayor calibre debido al mayor número de células, y además son más homogéneos.
  • Induce el desarrollo de yemas florales y se obtiene un mayor número de flores con mayor capacidad para cuajar y generar un fruto de calidad.
  • Incrementa la tolerancia de los cultivos para superar estrés abiótico y les dota de mayor capacidad de recuperación.
  • No contiene hormonas sintéticas ni ningún residuo no deseable
  • MaxiCELL es 100% orgánico, está libre de residuos, no contiene hormonas sintéticas ni agentes contaminantes.

MaxiCELL solo o acompañado.

Debido a que MaxiCELL estimula una gran cantidad de procesos metabólicos en la planta, ésta va a tener más necesidades de elementos minerales. MaxiCELL es altamente eficiente cuando no existen deficiencias nutritivas en los cultivos, especialmente de fósforo y potasio, por lo que en Edalife recomendamos siempre que el tratamiento vaya acompañado de nuestra herramienta BiGGerPRO, el complemento nutritivo perfecto para hacer plantas altamente productivas.

Para más información, ponte en contacto con tu distribuidor Edalife más cercano, o mándanos un correo a info@edalife.es