Probióticos y prebióticos del suelo: qué son y por qué son útiles.

Como hemos comentado en post anteriores, el suelo es uno de los ecosistemas donde podemos encontrar más densidad y diversidad de seres vivos. Además de las plantas, podemos clasificar a estos seres vivos en tres categorías, ya que los encontramos agrupados en la macrofauna, la mesofauna y la microfauna, teniendo todos ellos un papel clave para el correcto funcionamiento del ecosistema. La microfauna, es decir, los microorganismos, tienen la capacidad de interactuar con la rizosfera del sistema radical de las plantas, de forma que se sirven de exudados radicales ricos en compuestos orgánicos para realizar sus actividades metabólicas, como la fijación de nitrógeno atmosférico, la solubilización de fósforo, la competencia con otros microorganismos patógenos, etc. Cuidar las prácticas agrícolas para cuidar nuestro suelo es esencial para preservar la biodiversidad del suelo y los beneficios que aportan.

Conforme ha aumentado el conocimiento sobre los microorganismos del suelo y sobre sus ventajas, ha ido aumentando también la oferta de productos que, de forma probiótica o prebiótica, ayudan a las comunidades biológicas del suelo y, por tanto, a la fertilidad del suelo y a la salud de las plantas que crecen en él.

Pero ¿qué diferencia hay entre prebiótico y probiótico?

Más allá de una vocal, se diferencian en la forma en la que benefician a los microorganismos:

  • Los probióticos son microorganismos, generalmente bacterias y/u hongos, que se encuentran de forma natural en el suelo y que se inoculan para mejorar la producción y la calidad de los cultivos porque son beneficiosos para la salud del suelo y el desarrollo de las plantas por medio de la absorción de nutrientes o al favorecer la resistencia a estreses bióticos y abióticos.
  • Los prebióticos son compuestos, generalmente orgánicos, que contribuyen al desarrollo de los microorganismos del suelo, favoreciendo el desarrollo de sus comunidades y aumentando su capacidad para realizar sus funciones. Coloquialmente, los prebióticos serían la “comida” de los microorganismos.

Para potenciar el poder probiótico en Edalife disponemos de Diversity, un regenerador de la actividad biológica de la rizosfera, gracias a la inoculación de microorganismos mediante la tecnología “Effective Microorganisms”, y un mejorador de las propiedades físicas, químicas y biológicas del suelo, consiguiendo plantas más saludables gracias a que genera una rizosfera más diversa y beneficiosa.

De esta manera, impacta positivamente en las tres dimensiones del suelo, como la mejora de la estructura y el estado de agregación del suelo, mejora la disponibilidad de nutrientes del suelo gracias a la solubilización de estos y suprime o controla las poblaciones de patógenos.

Para potenciar el poder prebiótico del suelo y favorecer la fauna microbiana en la rizosfera disponemos de tres herramientas: eSSentia, N-VIGOR y HumikPRO.

Essentia es un producto biológico de alta pureza y de origen 100% vegetal de acción bioestimulante con un importante poder prebiótico al aplicarlo al suelo, favoreciendo el crecimiento de la fauna microbiana rizosférica. Además, induce el crecimiento de los tejidos gracias a precursores fitoauxínicos, genera frutos de mayor tamaño y uniformidad, maximiza la disponibilidad de nutrientes en el suelo, estimula la germinación de semillas y la brotación de yemas, contribuye en la resistencia y resiliencia de los cultivos.

N-VIGOR aporta una alta concentración de nitrógeno orgánico, que es junto con el carbono, el elemento más importante para el metabolismo de los microorganismos. Además, al ser nitrógeno de alta eficiencia, es resistente a la pérdida por lavado del suelo, por lo que es más aprovechado por los cultivos y los microorganismos.

HumikPRO, por su parte, es un regenerador de la fertilidad en la rizosfera siendo el producto que mayor impacto positivo tiene sobre el Índice de Fertilidad de Suelo. HumikPRO mejora las propiedades físicas, químicas y biológicas del suelo, ya que aporta carbono orgánico en su forma soluble, promoviendo la actividad biológica del suelo al ser esta forma la que más rápidamente se asimila pro los microorganismos. Un suelo fértil contiene alrededor de 250 ppm de carbono orgánico soluble, lo cual es una pequeña fracción de todo el carbono total presente en el suelo.

Para más información, ponte en contacto con tu distribuidor Edalife más cercano, o mándanos un correo a info@edalife.es